ENVÍOS GRATIS A TODA ESPAÑA A PARTIR DE 30€

Velón de oración Jesús del Gran Poder

6,00

El velón de oración con aceite Jesús del Gran Poder está especialmente formulado para peticiones difíciles de conseguir…….

El velón de oración con aceite Jesús del Gran Poder está especialmente formulado para peticiones difíciles de conseguir. Sean de salud, trabajo, dinero, familia, estudios, etc. Si tienes problemas en tu negocio, en casa, en tu vida laboral, tienes deudas o te persigue la mala suerte, enciende un velón Jesús del Gran Poder y tu futuro comenzará a aclararse.

La basílica de Jesús del Gran Poder se encuentra en Sevilla donde desde donde sale el paso de Semana Santa. Jesús del Gran Poder hace estación de penitencia junto con la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, formando el cortejo de la Hermandad del Gran Poder de Sevilla, que sale a la calle en la madrugada del Viernes Santo.

Oración a Nuestro Padre Jesús, Señor del Gran Poder

Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes fortalecerme en mi fragilidad.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes perdonar mis culpas y pecados.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes conducirme por el camino del bien.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes mantenerme en tu voluntad.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes hacerme oír tu llamada.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes curar la ceguera de la duda.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes mantenerme en tu servicio.

Señor, aquí estoy, mándame.
Señor, aquí estoy, hágase en mí según tu voluntad.
Señor, aquí estoy, no apartes de mí tu mirada.
Señor, aquí estoy, déjame sentir tu mano bondadosa.
Señor, aquí estoy, que nunca me olvide de estar en tu presencia.
Señor, aquí estoy, me basta con saberme a tu lado.
Señor, aquí estoy, déjame sentir tu fuerza.

Señor, gracias por ir delante de mí con tu Cruz.
Señor, gracias por adelantar tu paso.
Señor, gracias por asumir en tu rostro mi necesidad.
Señor, gracias por el apoyo que siento en tus manos.
Señor, gracias porque me dejas volver a ti, sin dominarme.
Señor, gracias por encontrarme en tu rostro con tantos que sufren.
Señor, gracias por esperarme siempre.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.